Sub-ejecutados

Nuestro país se caracteriza por la imperante necesidad de resolver los problemas más urgentes: la educación pública está degradada, el estado no puede dar respuesta a las necesidades básicas que demanda el ejército de pobres que se engrosa día a día y todas las miserias que aboyan la dignidad de nuestro pueblo.  Para colmo de males, la política parece empecinarse en desprestigiarse y degradarse, producto de la incapacidad, la desidia y la incompetencia.

No deja de sorprenderme el impacto político de las tomas de los colegios secundarios, sus interpretaciones y tironeos. Por un lado, el gobierno que descorcha sidra ante un nuevo problema para Macri, casi sin hacerse cargo que el Conurbano pauperizado no se levanta por sus escuelas porque está mansito, narcotizado en el último agujero de las miserias, ya son escuelas para pobres, no quedo un romántico en la macro-región que quiera que sus hijos cursen con los chicos de todas las clases sociales para que “conozcan la realidad”, ahora necesito que me los cuiden.  Por el otro, cierta derecha mediática, que para darle cobertura al incapáz de Macri utiliza la categoría de “politizados” como algo malo, maquiavélico y desestabilizador. Quizás tenga que haber un tercer ángulo de análisis, el de los troskos que cada tres años viven su semana de gloria, cocinando el argentinazo que nunca llega, pero los dejamos a los compañeros que disfruten, quizás con culpa, sus lugares de representación estudiantil eran los nuestros y nos los dejamos birlar por esa triste aventura con Antoñito.

Lo que más indigna de todo esto es la aparición de la palabra “sub-ejecución”, o “cuando esta la guita y no la gasto por perejil”. Estamos ante una de las apariciones más miserables de la actividad política de los últimos tiempos, la incapacidad que impide hacer frente a los problemas más urgentes de un país que se hizo pobre y que cada centavo le cuesta un perú.

El problema de origen del macrismo es que para ellos el Estado fundamentalmente es una gorda tomando mate con bizcochos de grasa arriba de un teclado, un nido de ñoquis carente de toda racionalidad organizativa.

Partiendo desde esta premisa, un líder se erige desde la presidencia del multicampeón Boca, que nombra a sus amigos empresarios que acreditan credenciales tras haber manejado los comandos de alguna multinacional o alguna constructora.

Concretamente, el Gobierno de la Ciudad demuestra día a día su inoperancia política. No puede con su propio presupuesto, todas las líneas de educación, salud y desarrollo social se encuentran debajo del nivel de ejecución, cuando termine el año sobrará dinero, como si las demandas estuvieran satisfechas.

Esto viene de larga data, en el 2008 Macri ya había tenido estos problemas, ejecutando solamente el 8% del presupuesto destinado a reparar escuelas. Su visión superficial de la política lo lleva a ser muy eficaz en la ejecución de las partidas para vía pública (70%) y pésimo en la ejecución de presupuesto para la educación (6%).

Se lleva gastado tres veces menos que en el mismo lapso de 2009. El Gobierno de la Ciudad dedica sólo el 5% de su Producto Bruto Interno para el desarrollo educativo de los niños y adolescentes de la Ciudad, una contradicción más que se demuestra cuando el jefe de Gobierno afirma que los niños son su prioridad.      Hay 450 escuelas que tienen problemas de gas, otras con gravísimos problemas de infraestructura.  Se estima que la sub-ejecución educativa asciende a 170 millones de pesos.

También hay subejecución en las obras de los subtes. Y por qué no, también en los programas de vivienda.

La versión argentina de la derecha eficiente hace agua por todos lados, no entiende la gestión pública, la prejuzga y subestima día a día y siempre la culpa es de los otros. Degrada a la política, los que denunciaban a la máquina de impedir en otros momentos de la historia son los dueños de su patente. El aporte del macrismo a la política argentina es casi nulo, no deja nada, sólo un estado aboyado que genera una vez más la frustración de millones de argentinos. Merecemos mucho más.

Anuncios

Acerca de PROF. JIRAFALES

Pensador libre de la socialdemocracia argentina. Amante del Jazz y de la comida criolla.
Esta entrada fue publicada en Por lo menos así lo veo yo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sub-ejecutados

  1. carolina O dijo:

    Creo que es una excelente caracterizacion de estos incapaces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s